in

7 predicciones sobre el Internet que tendremos en 50 años

internet
Foto: Pixabay

Hace 50 años por primera vez una computadora se conectó con otra a distancia, un hito que se reconoce como el puntapié inicial del Internet. Este aniversario levanta una pregunta de cara al futuro: ¿cómo será la red de redes dentro de 50 años?

Para responderla, el estadounidense Centro Pew de Investigaciones consultó a 530 expertos de la informática, quienes ofrecieron sus puntos de vista, la mayoría de ellos muy optimista sobre los aportes que seguirá brindando Internet a la humanidad. Algunos lanzaron advertencias, mientras otros ven un futuro oscuro.

Estas son siete de las predicciones lanzadas por los expertos para el Internet que tendremos en 2069.

|.- Interfaz cerebro máquina

“Creo que para 2069 la interfaz cerebro-máquina estará completamente desarrollada, y si creemos que las aplicaciones de la inteligencia artificial podrían ser aterradoras para el futuro de la humanidad, entonces las interfaces cerebro-computadora son materia de pesadillas si los marcos legales y éticos bajo los cuales se utilizan no se consideran cuidadosamente desde el principio. Estoy segura de que habrá otras tecnologías, tal vez desarrolladas por IA, que aún no conocemos pero que dominarán el mundo en 2069 como lo hace Internet en 2019 “.

Wendy Hall, profesora de ciencias de la computación en la Universidad de Southampton, Reino Unido, y directora ejecutiva del Web Science Institute

2.- Occidente no dominará Internet

“Es posible que las fuerzas que impulsan la tecnología en años futuros ya no se basen en los “países occidentales”, y el concepto de Internet como “libre” desaparecerá. Las compañías líderes como Google, Microsoft y Apple serán de menor importancia. Los individuos no podrán controlar sus vidas ni podrán decir quiénes son y qué quieren ser. El problema no es que haya una entidad que controle la información, sino tantas personas diferentes de tantas culturas y jurisdicciones”.

Teus Hagen, pionero de Internet en los Países Bajos, ex presidente y director de NLnet

3.- Miniaturización y reto moral

“Espero que en los próximos 50 años los dispositivos se reduzcan a tamaños pequeños y se integren en nuestras propias personas. Entonces habrá dos puntos de inflexión. El primero será una división entre los que tienen y los que no tienen tecnología. Aquellos que tienen la tecnología se beneficiarán de ella de maneras que aquellos que no la tienen no pueden hacerlo. Cuanto más avanzada sea la tecnología, más será el caso. (…) El segundo será una evolución moral. La privacidad tal como se concibió en la era anterior al advenimiento de Internet está casi muerta a pesar de los intentos de la Unión Europea y California de detener la marea. La cantidad de información que las personas dan sobre sus vidas más privadas está creciendo rápidamente. Se requerirá una evolución proporcional de la moral para mantenerse al día con los desarrollos tecnológicos para mantenerse al día o se producirá el caos”.

Jonathan Swerdloff, consultor y especialista en sistemas de datos para Driven Inc

4.- Expuestos a la extinción

“La gran mayoría de los usuarios de Internet serán consumidores pasivos a los que se les ofrece una ilusión de agencia en el sistema para entregarlos como un recurso a aquellos que se benefician del consumidor. Ya vemos esto con Facebook y otras compañías. La manera en que los datos de los usuarios de Facebook y otros lugares han sido explotados en el proceso democrático para afectar los resultados en beneficio de quienes pagan los datos es indicativo de hacia dónde se dirige Internet. (…) ¿Creo que nuestra supervivencia como especie se ve amenazada por nuestra evolución tecnológica? Sí. ¿Creo que sobreviviremos? Probablemente, porque somos un animal tenaz. ¿Creo que valdrá la pena sobrevivir en un mundo como ese? Probablemente no. ¿Creo que el mundo estaría mejor si, como especie, no sobreviviéramos? Absolutamente. Eso es algo que podríamos esperar: que nos saquemos, que nos extingamos. Incluso si somos reemplazados por nuestras máquinas, es probable que el mundo sea un lugar mejor sin nosotros”.

Simon Biggs, profesor de artes interdisciplinarias en la Universidad de Edimburgo

5.- La red será invisible

“Creo que Internet ya no existirá en la forma en que lo vemos hoy. No será posible ver Internet como una gran red de dispositivos conectados, sino que será algo único que funcione de manera generalizada y transparente, como el aire que existe en todas partes, por lo que nos olvidamos de su existencia. Usaremos el medio ambiente para transmitir información, a través de plantas, suelo, agua, etc. (…) Algunas personas usarán prótesis para obtener / transmitir / visualizar y procesar información, tal vez conectada directamente al cerebro y trabajando al unísono con los lóbulos cerebrales. La información recibida del entorno puede verse como una ‘nueva entrada sensorial’. Por lo tanto, todas las interfaces y herramientas serán totalmente remodeladas: sin mouse, sin menús, sin ‘pantallas azules de la muerte’. Otros, de la ‘vieja escuela, ‘utilizará dispositivos portátiles “plug-and-play”.

Edson Prestes, profesor y director de robótica en la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, Brasil

6.- Comunicación cerebro-cerebro

“En los próximos 50 años, Internet se convertirá principalmente en la plataforma para la comunicación de cerebro a cerebro, es decir, sin teclado, sin voz, sin pantalla, sin texto o imágenes, simplemente comunicación ‘neuronal’ (transmisión de pensamiento) a la velocidad de la luz , con velocidades de Internet que alcanzan terabytes por segundo, si no más que eso. Esto también significa que el “contenido” principal será varias formas de realidad virtual de experiencia completa, alimentadas directamente a nuestros cerebros por proveedores de contenido profesionales, y tal vez (un poco de ciencia ficción en esta etapa) de nuestros cerebros a otros cerebros también. Las consecuencias de tal comunicación de “mente colmena” son difíciles (si no imposibles) de predecir, pero ciertamente constituirán una ruptura radical con la sociedad humana pasada “.

Sam Lehman-Wilzig, profesor asociado y ex presidente de la Escuela de Comunicación, Universidad de Bar-Ilan, Israel

7.- Herramienta de control mental

“Creo que 2050 nos encontrará en una pesadilla ambiental distópica en la que Internet que amo se ha convertido en una herramienta devastadora y poderosa de supresión y control mental. Los próximos 50 años verán el final de la Ilustración y el Renacimiento y el descenso a una era mucho más autoritaria. Las técnicas que se están probando en beta en la política actual (por ejemplo, la intromisión rusa, Brexit, Trump) se considerarán como una muestra de pruebas poco sofisticadas de tecnologías de control creadas por las mejores mentes, personas que están bien compensadas por sus esfuerzos. Si bien soy fanático de los “oponentes valientes”, no creo que las fuerzas del bien tengan una oportunidad contra la creciente oscuridad intelectual y ética”.

Mike O’Connor, un tecnólogo retirado que trabajó en ICANN 

lapsus lenguae

¿Qué es un lapsus linguae y por qué te ocurre?

frutas fresas

Tres frutas ideales para comer como postre