in

Cómo armar un reto de lectura a tu medida

lectura libros
Foto: Pixabay

Comienza otro año y somos muchos los que nos planteamos metas para cumplir en los próximos 12 meses. Una muy común es la de trazarse un plan o reto de lectura. En Internet abundan propuestas, pero la mayoría te encajonan en lapsos o tipos de textos que no siempre te satisfacen.

Hagamos una lista de recomendaciones para que diseñes un reto lector a tu medida.

1.- Empieza con un fin en la mente

Si se supone que leemos para entretenernos ¿por qué tanta presión? Pues digamos que plantearte objetivos con tus lecturas te proporcionará un propósito un tanto mayor que el solo hecho de acumular lecturas o matar el tiempo muerto. Aquí te puedes hacer dos preguntas ¿cuántos libros quiero leer este año? y/o ¿de qué quiero saber más cuando termine el 2020?

Son solo dos preguntas guías que pueden orientar los libros y autores que escojas para leer. Tal vez terminas leyendo tres libros, pero avanzas en el dominio del tema porque lo complementaste con algún curso, documental o podcast.

2.- Reta tus límites

A veces nos acostubramos a leer autores, géneros o temas que sabemos que nos gustan. ¿Cuándo fue la última vez que leíste algo completamente contrario a lo que te gusta o conoces? Por ejemplo, hay lectores muy cristianos que exploran otras creencias a través de los libros, como una biografía de Mahoma o los principios del budismo.

Un reto de lectura te puede servir para explorar más allá de lo que sueles leer o de tu zona de confort intelectual.

Puede ser también que no te gusten los autores comerciales o los clásicos o la poesía. Realmente será un reto lector si hay algo que superar y allí entran tus límites. Otra opción es algo que esté fuera de tu formación académica o algún autor del que se suela hablar mal.

3.- Múevete a tu ritmo

Qué importa si lees o no un libro por mes. Tal vez te dediques a una saga y te lees tres o seis libros, pero puedes opinar con autoridad sobre esa obra de ese autor y debatir con amigos si la versión cinematográfica (por ejemplo) fue fiel o no al libro.

Además, si estás retomando el hábito de la lectura, debes cuidar tus metas para no decepcionarte. Por otro lado, si te gusta leer libros cortos, pues adelante, si lo tuyo son los ladrillos, pues funciona. La idea es disfrutar esa costumbre de recorrer las letras.

4.- Atención a las novedades

Si armas con mucha precisión todo lo que piensas leer y defines títulos o autores, tal vez debas darle algo de flexibilidad y prestar atención a las novedades que vendrán en el año. Diviértete un rato curioseando en Internet qué es lo que saldrá en los próximos meses o conversa un rato en la librería sobre lo que está por llegarle.

5.- Comparte lo que lees

¿Un blog?¿Tu Instagram? No importa la vía que escojas. Reseñar, comentar u opinar sobre lo que vas leyendo es como una bitácora de tu viaje. No quiere decir que te vas a dedicar a la crítica literaria o que juzgarás públicamente lo que lees. Incluso aunque no lo publiques, te será útil en algún momento recordar dónde estaba aquella frase interesante, datos de aquél libro que te sorprendió o cómo se llamaba ese personaje tan curioso en esa novela que leíste.

Este paso convertiría tu reto de lectura también en un reto de escritura. ¿Qué opinas?

dolor feliz

¡Pare de sufrir! Tres mitos acerca del dolor

pasaportes

Los pasaportes latinoamericanos más poderosos para viajar en 2020