in

Cómo retomar el hábito de la lectura

leer lectura libros
Foto: Pixabay

Muchas personas acostumbraban leer y por distintas circunstancias perdieron el hábito. Retomar o empezar de cero la costumbre de la lectura es un proceso enriquecedor, que requiere de paciencia y voluntad.

Son muchas las ventajas de ser un lector: aumentas el vocabulario, ejercitas la imaginación, conoces nuevas ideas y tienes más temas de conversación. Si estás en busca de dar ese paso, estas son cinco recomendaciones que te pueden ayudar a retomar o comenzar la práctica habitual de la lectura.

1.- Empieza por libros pequeños

La idea es ir coleccionando pequeños logros para ir avanzando. Si tienes mucho tiempo sin leer o no te has hecho la costumbre es conveniente comenzar con textos pequeños. Es cuestión de gustos y la variedad de libros cortos es amplia. Por ejemplo, 12 Cuentos Peregrinos (Gabriel García Márquez), La Metamorfosis (Franz Kafka) o El Principito (Antoine de Saint-Exupéry), tienen menos de 200 páginas.

“Adquirir el hábito de la lectura y rodearnos de buenos libros es construirnos un refugio moral que nos protege de casi todas las miserias de la vida”.

W. Somerset Maugham (1874-1965). Escritor británico
2.- Comparte la lectura

Pide a alguien que lean un libro juntos, así les dará de qué hablar y se sentirán estimulados a seguir leyendo. También puedes apuntarte en un club de lectores o seguir con algún grupo un plan de lectura. En Facebook yen blogs especializados hay varios grupos que constantemente están desarrollando planes de lectura. También puedes armar uno propio de acuerdo con tus intereses.

3.- Mírale el lado amable

Muchas personas ven la lectura como algo aburrido, pero puedes proponerte sacar provecho de ella eligiendo temas que te apasionen o diviertan, autores que te gustan, adaptaciones al cine (antes o después de ver la película) o algún libro que sepas que hará un aporte importante a tu vida. Además, no te presiones por la cantidad de libros o páginas que leas, la idea es disfrutar de lo que te gusta y que sea una actividad liberadora de la rutina.

“Creo que vale la pena leer porque los libros ocultan países maravillosos que ignoramos, contienen experiencias que no hemos vivido jamás. Uno es indudablemente más rico después de la lectura”.

Adolfo Bioy Casares (1914-1999) Escritor argentino
4.- Aprovecha los ratos de ocio

El tiempo muerto es uno de los mejores amigos de la lectura. Dale un descanso a las redes sociales durante tus trayectos al trabajo o a las clases. No importa que sean 10 o 15 minutos, poco a poco verás que desearás que el viaje dure más para seguir dentro de las páginas que disfrutas. Ayuda mucho llevar siempre contigo un libro. Así que si tienes que hacer una espera prolongada mientras te atienden en un consultorio o en la parada del transportes, lo sacas y vas avanzando en tu lectura.

5.- Elige el formato que más te agrade

Gracias a la tecnología tenemos a nuestra disposición cada vez más libros en formato electrónico, pero sin que ello signifique que las versiones en papel hayan muerto. Cada uno tiene sus pro y sus contra. Por ejemplo, quienes prefieren leer un libro físico suelen afirmar que así evitan las distracciones de la tableta o el celular, pero quienes disfrutan de las versiones electrónicas aseguran que es una ventaja poder llevar cientos de libros a todas partes sin que pesen más que su dispositivo. Sea cual sea tu preferencia, lo importante es que sea algo que te genere comodidad.

“Un lector vive mil vidas antes de morir. Aquel que nunca lee vive solo una”.

George R. R. Martin. Escritor estadounidense de la saga Juego de Tronos
dinero dólares

Money Mindfulness, conciencia plena acerca de tu dinero

bill gates

Netflix intenta decodificar el cerebro de Bill Gates