in ,

Islandia, el país donde la Navidad se celebra entre libros

navidad islandia
Foto: Pixabay

Una tradición que se remonta a la época de la Segunda Guerra Mundial hizo de Islandia un país donde Navidad es sinónimo de libros. Se llama “Jólabókaflóð”, que significa inundación de libros y es lo que ocurre cada fin de año, en especial para la celebración navideña.

Con las importaciones restringidas y bastante papel barato, las editoriales llenaban de libros el mercado durante la guerra. Así sus habitantes tenían muchos libros para leer (y regalar).

Esto convirtió en una tradición intercambiar libros en Nochebuena o víspera de Navidad (24 de diciembre) y pasar la noche leyendo en familia.

Islandia es un país donde casi 70% de la población se identifica como cristiana evangélica, principalmente de la rama luterana. Así que la celebración de la Navidad está también vinculada al tema religioso.

La Ciudad de la Literatura

Es además uno de los países con mayor producción editorial con una media de cinco libros nuevos por cada 1.000 habitantes cada año, según reseña NRP. Esto a pesar de ser una nación de apenas 330.000 habitantes.

En 2011, Reykjavík, la capital de Islandia, fue designada Ciudad de Literatura por la UNESCO. La literatura es una forma de vida en Islandia que goza de una tasa de alfabetización del 99%.

Uno de los atractivos turísticos de la ciudad es la visita a la casa del único premio Nobel de Islandia, Halldór Laxness (Nobel de Literatura 1955), en el cercano valle de Mosfellsdalur, donde vivió y escribió durante más de medio siglo. Esta cálida casa ahora es un museo, se dejó exactamente como estaba cuando el escritor y su familia vivían allí.

La tradición de regalar libros

En general la tradición de regalar libros es bastante antigua. El poeta romano Martial recomendaba este tipo de presentes para el festival pagano de la Saturnalia.

El profesor de historia estadounidense, Stephen Nissenbaum, asegura que los libros estaban “a la vanguardia de una Navidad comercial, representando más de la mitad de los primeros artículos anunciados como regalos”, citando ejemplos del siglo XVIII.

Reseña el sitio web The Conversation, que en la Edad Media, los manuscritos eran también regalos muy estimados por una variedad de razones religiosas, románticas, diplomáticas y festivas. Una exposición de 2015 sobre regalos medievales en el Museo Getty en Los Ángeles, ahora archivada en línea, respalda aún más la comprensión de los manuscritos como regalos con valor personal y social.

star wars disney

Star Wars, la guinda de un año récord para Disney

donald trump impeachment

Lo que debes saber sobre el impeachment contra Trump