in ,

¡Pare de sufrir! Tres mitos acerca del dolor

dolor feliz
Foto: Pixabay

Las adversidades de la vida son inevitables. Nos ocurrirán en mayor o menor medida en algún momento causando dolor. Sin embargo, la forma en que lo asumamos es determinante en la duración y efecto de ese mal rato.

La clave está en encontrarle un sentido, afirma el psicólogo argentino Benardo Stamateas en su nuevo libro “Dolor que fortalece” (Javier Vergara, 2019):

“Más allá de cuál sea el disparador de nuestro dolor  – una separación, una enfermedad, un conflicto laboral – lo fundamental es la reacción interior,es decir, la actitud personal que tomamos cuando estamos sufriendo”, asegura.

Stamateas, autor del bestseller “Gente Tóxica”, señala que alrededor de esta emoción se han tejido varias creencias equivocadas que no ayudan para nada a que sea una herramienta de superación. Lo resume en tres mitos:

Mito 1. Tengo que encontrarle una solución

“El dolor no es un problema que necesita solución”, indica directamente el psicólogo. Para él, esta emoción se debe experimentar y transitar. En ese sentido, considera inútil intentar olvidarlo o pedirle a alguien que sufre que trate de sentirse mejor. “Una persona que ha perdido un ser querido solamente necesita que permanezcamos a su lado en silencio para acompañarla”, dice.

Mito 2 Tengo que superar esta etapa

Stamateas asegura que el dolor no es un obstáculo sino “más bien un camino que debemos transitar (y) al final del recorrido siempre termina por agotarse y transformarnos”. Lograr eso requiere que se exprese el dolor sin reprimirlo”. Es como un trampolín para evolucionar y ser mejores personas.

El experto recomienda que “no hay que apurar a nadie en el proceso del dolor, porque cada persona lo experimenta su manera. A veces será un túnel muy oscuro y nuestra colaboración consistirá en ayudar a la persona a transitarlo”.

Mito 3 Tengo que saber por qué a mí

Resulta normal preguntarse por qué ocurrió esa pérdida que se está padeciendo, no obstante, Stamateas asegura que esa respuesta no existe. “Sólo cuando nos determinamos a aceptar lo sucedido logramos sentirnos aliviados y el dolor agudo e intenso cesa. Al igual que el amor, el dolor forma parte de nuestra vida ya sea que lo deseemos o no y con el tiempo se produce una mutación”.

“Cuando elegimos entrar en guerra con el dolor éste se vuelve sufrimiento”, concluye el psicólogo y agrega que “el dolor es aquello que sentimos frente a un hecho negativo, pero sufrimiento es la interpretación individual y única de lo sucedido y de cómo nos sentimos al respecto”.

Si intentamos “a toda costa evadir el dolor, lo transformamos en sufrimiento, pero cuando tenemos la valentía suficiente de observarlo a los ojos y dejarlo ser en nuestra vida, entonces somos capaces de aceptarlo y descansar”, afirma.

Stamateas asegura que asumir las adversidades desde otra perspectiva es clave para sacarle provecho y aconseja no perder la fe, acompañarse de seres amados y tratarnos bien a nosotros mismos (sin reproches ni críticas innecesarias).

bernardo stamateas dolor Libro “Dolor que fortalece”. Javier Vergara (2019). 200 páginas

Amazon USD 9,99

Google USD 7,99

iTunes USD 7,99

bitcoin

Blockchain y bitcoin, la revolución de la tecnología segura

lectura libros

Cómo armar un reto de lectura a tu medida