in

¿Qué es un lapsus linguae y por qué te ocurre?

lapsus lenguae
Foto: Pixabay

En ocasiones las palabras se nos esconden. No logramos emitirlas aunque estén allí en la punta de la lengua o las que salen no son las que queremos usar. Es lo que se conoce como lapsus linguae o también conocido como acto fallido.

Una de las explicaciones para esta incómoda jugarreta de nuestra mente la proporcionó Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, quien aseguraba que esos momentos en blanco o frases que se escapan, provienen del inconsciente.

“Corresponden a una represión, un deseo oculto que, así, brota fuera de nuestro control”, explica la psicolingüista Bénédicte de Boysson-Bardies, en su libro ¿Qué es el lenguaje? (Fondo de Cultura Económica, 2007).

En una ocasión el presidente venezolano Nicolás Maduro dijo en televisión en vivo que su gobierno trabajaba por multiplicar sus esfuerzos “así como Cristo multiplicó los panes y los penes”, corrigiendo de inmediato.

Otro presidente, George W. Bush, dijo que eliminaría la pena de muerte (death penalty), pero rápidamente cayó en cuenta de su error y dijo que suprimiría los impuestos de herencia (death taxes).

Quién sabe las cosas que tendrían en la mente estos mandatarios cuando cometieron esas equivocaciones o mejor dicho, cuando los traicionó el inconsciente.

Nuestro diccionario personal

De Boysson-Bardies agrega que otra explicación para los lapsus linguae se encuentra en la forma en que están organizadas las palabras en nuestro cerebro (el diccionario personal). Así, las palabras se reemplazan por otras asociadas por oposición, semántica o fonética.

Por ejemplo, cuando decimos “ya no es tan viejo”, pero en realidad quisimos decir ” ya no es tan joven”; o “me lavé las manos con el bajón”, en lugar de decir “con el jabón”.

En España todavía recuerdan el lapsus linguae de Ana Pastor, cuando fue ministra de Fomento, y dijo que “era incompatible estar en política y ser honrado”, cuando en realidad  quería decir no ser honrado.

Los neurocientíficos siguen indagando sobre los circuitos del cerebro involucrados en el almacenamiento y clasificación de las palabras. Esto podría ofrecer una explicación alternativa a la psicología.

música

¿Por qué disfrutamos tanto con la música?

internet

7 predicciones sobre el Internet que tendremos en 50 años