in

Reto del chocolate, ¿qué dicen los expertos sobre la respuesta de tus hijos?

reto del chocolate
Foto: Pixabay

Desde que Kylie Jenner puso a su hija a prueba con el llamado “reto del chocolate”, miles de padres y madres (la mayoría encerrados con sus hijos por la cuarentena) han puesto también a sus pequeños en frente de una tentadora pieza de dulce para medir su paciencia. ¿Qué muestra este nuevo reto viral acerca de la madurez de tus hijos?

Los videos ahora inundan las redes sociales con niños y niñas de distintas edades con la etiqueta #retodelchocolate, que rápidamente se expande por varias partes del mundo. Pero ¿qué opinan los expertos sobre esta actividad y qué mensaje transmite la respuesta de tus hijos?

¿De dónde viene el reto del chocolate?

El reto del chocolate es una versión (ahora viral) del “experimento del malvavisco”, dirigido por el investigador Walter Mischel (1930-2018) en la Universidad de Stanford durante los años 60 y 70. Desde aquella experiencia, la prueba se ha repetido infinidad de veces en otros estudios, en programas de televisión y ahora regresa en las redes sociales.

Mischel examinó los procesos y los mecanismos mentales que permiten a un niño pequeño renunciar a la gratificación inmediata y esperar una recompensa mayor pero tardía. El experimento incluyó seguimiento hasta la adolescencia de los niños y niñas participantes, lo que le permitió sacar conclusiones acerca del comportamiento.

 

¿Qué conclusiones obtuvo el investigador?

Mischel evaluó de nuevo a los niños que participaron cuando ya eran adolescentes y luego cuando adultos. Aquellos que esperaron más tiempo demostraron ventajas sobre sus compañeros que se comieron el dulce. Como adolescentes, tenían mejores calificaciones, más seguridad en sí mismos, y mejor autoestima, además fueron más propensos a planificar el futuro. También tenían menos tendencia a la obesidad y al consumo de drogas.

¿Qué dice el resultado del reto del chocolate acerca de tu hijo?

El reto del chocolate se puede ver como una graciosa actividad casera, detrás de la cual se esconde un punto de vista psicológico relacionado con la gratificación aplazada, es decir, la capacidad para diferir o aplazar las gratificaciones de manera racional y consistente, absteniéndose de una recompensa inmediata para obtener una posterior y más satisfactoria.

En ello juega un papel clave la autorregulación, que de acuerdo con el experto en inteligencia emocional, Daniel Goleman, “depende del trabajo combinado de los centros emocionales y los centros ejecutivos del cerebro”. Agrega que “el control de los impulsos y la capacidad de hacer
frente a los contratiempos, constituyen el núcleo esencial del autocontrol, la confiabilidad, integridad, adaptabilidad e innovación”.

Así que al poner a tu hijo o hija a prueba con el reto del chocolate, estás midiendo su autorregulación, así como su madurez y hasta tu desempeño en su crianza.

¿Qué hago si mi hijo no pasa el reto del chocolate?

El resultado depende mucho de la edad. Un niño menor de dos años, muy probablemente saltará a comerse el chocolate, porque todavía no desarrolla conciencia de límites. A partir de esa edad sí será una muestra del grado de madurez del pequeño.

“El resultado depende del niño y del entorno”, explica el terapeuta ocupacional y especialista en neurodesarrollo infantil, Wilmer Paredes.

Si el niño no pasa el reto del chocolate, está presente una oportunidad para los padres de trabajar esa área. Aprovechar esta ocasión que dan las redes sociales para impulsar su madurez.

En uno de los videos una niña se come los chocolates y cuando llega la mamá se cubre la cara, lo que se interpreta como una señal de que sabe que lo que hizo estaba mal o no correspondía con las instrucciones que se le dieron, indica Paredes.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by WhereAreWeGoingTomorrowTravel (@wherearewegoingtomorrowtravel) on

“Se esconde, porque se da cuenta de que lo que hizo no era lo correcto, pero le ganó el impulso”, señala el terapeuta. Agrega que en esta situación el video es una oportunidad para seguir intentando que lo logre, pero corrigiéndola y explicándole lo que se espera que haga con indicadores de tiempo específicos (como hizo Jenner, que le dijo a su niña que podía comer cuando mamá regresara del baño).

Incluso probando cada vez con más tiempo y además comunicarse con el niño para que exprese cómo se sintió y a partir de esa vivencia mostrarle lo que se espera de él.

El experto recomienda tomar los intentos fallidos con seriedad, ya que lo contrario reforzaría en el niño que está bien romper las reglas o no seguir unas instrucciones específicas.

Una oportunidad para los padres

No obstante, detalla Paredes, que no todo radica en el niño ya que el contexto tiene un rol muy importante.

Si existe una figura de autoridad clara y cumple generalmente con lo que promete, el pequeño tenderá a esperar, pero de lo contrario irá por el dulce pues no confía en que se cumplirá lo prometido.

“El desarrollo del autocontrol nos marca para toda la vida y ocurre en la niñez”, agrega Paredes.

El reto del chocolate termina siendo una comprobación o una muestra de cómo se están desarrollando en el niño factores que son clave para su vida adulta, como lo mostró el experimento del malvavisco.

En medio de la cuarentena que mantiene a los niños en casa por el cierre de las escuelas, es un buen momento para trabajar estos temas y apoyado con el reforzamiento social sano que pueden proveer las redes sociales.

satélites starlink

Satélites Starlink, lo que necesitas saber del Internet que viene del espacio

dark tercera temporada

Solo verdaderos fans de Dark aciertan esta trivia